El Mundo

Lo que se sabe de la detención de Jorge Glas en la embajada de México

Todo lo que se sabe de la detención de Jorge Glas en la embajada de México

El exvicepresidente permanecía en la sede diplomática desde diciembre pasado. México le dio asilo, pero Ecuador dijo que no le daría salvoconducto para irse.

A continuación, todo lo que se conoce sobre la detención del exmandatario en la embajada de México en Ecuador:

  • La Policía ingresó pasadas las 22:00 a la embajada de México para hacer efectivas las órdenes de detención contra Glas: una por el incumplimiento de la medida cautelar de presentación periódica y otra por la orden de prisión preventiva por el caso Reconstrucción de Manabí. Para ese operativo cerró una parte de la avenida Naciones Unidas, donde se ubica esta entidad.
  • El jefe de la misión encargado, Roberto Canseco, contó que los uniformados ingresaron de manera violenta y que lo agredieron; él intentó evitar que se llevaran a Glas, incluso quiso meterse al vehículo en el que se trasladó al exvicepresidente, pero no lo logró.
  • Glas fue trasladado a la Unidad de Flagrancia de Quito, ubicada a dos cuadras de la Fiscalía General. Alrededor de ese edificio había un fuerte resguardo policial y militar.
  • El gobierno de Noboa justificó sus acciones en un comunicado de la Secretaría de Comunicación: “Ningún delincuente puede ser considerado perseguido político”. “Al haberse abusado de las inmunidades y privilegios concedidos a la misión diplomática que albergaba a Jorge Glas, y conceder un asilo diplomático contrario al marco jurídico convencional, se ha procedido con su captura”, señaló el texto divulgado en las redes sociales de la Presidencia.
  • De su lado, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Ecuador. Su canciller Alicia Bárcena, en tanto, informó que su país recurrirá a la Corte Internacional de Justicia para denunciar la responsabilidad de Ecuador por violaciones al Derecho Internacional.
Compartir Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *